SANTÍSIMO SACRAMENTO

SANTÍSIMO SACRAMENTO

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

domingo, 27 de abril de 2014

CANONIZACIÓN DE JUAN PABLO II Y JUAN XXIII: PAPA FRANCISCO LOS PROCLAMÓ SANTO

GRAN ACONTECIMIENTO EN LA SANTA IGLESIA CATOLICA
Cuando el cardenal Jorge Mario Bergoglio casi se convierte en papa en 2005, dijo a un confidente que, de haber sido elegido, habría tomado el nombre del pontífice que más admiraba: Juan XXIII.
Cuando se volvió papa en 2013, sus primeras palabras en público evocaron lo que Juan Pablo II había dicho tras su elección: que los cardenales habían ido a los confines de la Tierra para hallar un nuevo líder.
Juan XXIII y Juan Pablo II dos de los grandes líderes espirituales del siglo XX, cambiaron el rostro de la Iglesia católica y del papado mismo con sus destacados mandatos, si bien fueron notablemente distintos. También tuvieron una profunda influencia en el papa Francisco, quien los elevará a la santidad el domingo en la primera canonización de dos papas en la historia.
Juan XXIII, acogido por los progresistas, dirigió la Iglesia de 1958 a 1963 y se le acredita sobre todo haber realizado el Segundo Concilio Vaticano, el cual trajo a la milenaria institución a la era moderna. Durante sus 26 años como papa, Juan Pablo II se aseguró de que hubiera una implementación e interpretación más conservadora del concilio, a la vez que ayudó al derrocamiento del comunismo y avivó a una nueva generación de católicos.
Unas pocas semanas después de ser elegido, Francisco oró en los sepulcros de ambos papas, indicativo de que siente una conexión personal y espiritual con ellos.
"Canonizarlos juntos será, creo, un mensaje para la Iglesia", dijo Francisco a mediados del año pasado. "Ambos eran maravillosos".
Francisco le debe su papado, y su carrera, a Juan Pablo II, quien en 1978 fue elegido como el primer papa no italiano en 455 años.
Fue Juan Pablo II quien sacó a Bergoglio de la penumbra y del exilio jesuita para hacerlo obispo auxiliar de Buenos Aires en 1992. Seis años después, Juan Pablo II ascendió a Bergoglio a arzobispo de la capital argentina, y en 2001 lo ordenó cardenal, poniéndolo en el camino para posiblemente sucederlo.
En Bergoglio, Juan Pablo II quizá vio un espíritu afín, un conservador opuesto a los excesos marxistas de la teología de la liberación en América Latina.
Bergoglio testificó después ante el tribunal eclesiástico para la canonización de Juan Pablo II que éste había sido estoico al enfrentar el mal de Parkinson que lo aquejó en sus últimos años. Dijo que su propia devoción por la Virgen María se debía en parte a la gran devoción que Juan Pablo II sentía por ella.
Pero en muchos sentidos, Francisco en un pontífice más del estilo de Juan XXIII.
El énfasis de Francisco en una "Iglesia pobre", en reformarla y en propagar la fe a las periferias de la sociedad hace recordar las tribulaciones de Juan XXIII
El joven Angelo Roncalli se unió a la rama secular de la orden franciscana antes de ser ordenado, atraído por el énfasis de su fundador San Francisco de Asís de cuidar a los pobres y por su mensaje de paz. El actual papa decidió a fin de cuentas llevar el nombre de Francisco, una señal de una profunda conexión espiritual.
En una señal de su admiración, Francisco incluyó a quien por mucho tiempo fuera secretario privado de Juan XXIII, Loris Capovilla, en su primera tanda de nuevos cardenales, aun cuando a los 98 años, Capovilla estaba muy por encima del límite de edad para votar en un cónclave.
Asimismo, Francisco estaba tan determinado a que Juan XXIII se volviera santo que rompió las propias reglas del Vaticano sobre canonización al declarar que el Vaticano no necesitaba certificar un segundo milagro atribuido a su intercesión.
"Francisco es un papa 'roncallino''', dijo Alberto Melloni, biógrafo de Juan XXIII y director de la fundación en Bologna donde se resguardan sus documentos. "Vemos el fruto del concilio hoy día en el papa Francisco".
Francisco es un pastor, como Juan XXIII, y menos dogmático que Juan Pablo II.
En una ocasión, cuando se le preguntó por qué no abordó el tema del aborto o del matrimonio entre personas del mismo sexo en su primer viaje a Brasil, respondió que no era necesario, "tampoco hablé de engañar, mentir u otros asuntos en los que la Iglesia tiene una catequesis clara".
Si Juan Pablo II no hubiera pasado gran parte de un cuarto de siglo aclarando las enseñanzas de la Iglesia en temas como el aborto, la eutanasia y la homosexualidad para una generación de católicos confundidos después de la turbulenta década de 1960, Francisco quizá no habría dicho esas palabras. Pero su respuesta también indica que Francisco se concentra más en la piedad que en la moral.
Eso no significa que Juan Pablo II fuera todo doctrina. Por el contrario, su papado trotamundos, su visión para lanzar los populares Días Mundiales de la Juventud, y su capacidad natural para comunicarse lo convirtieron en el pastor católico del mundo desde un púlpito global.
Ello también influyó a Francisco, quien parece tener un estilo similar, casual y calmado, para comunicarse con los jóvenes, aunque carece de la profunda voz que Juan Pablo II cultivó en sus días como actor.
George Weigel, biógrafo de Juan Pablo II, dijo que es "francamente ridículo" ver a Francisco sólo como una escisión de los papados doctrinales de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, como muchas personas lo ven.
"El papa Francisco es obviamente un hombre inspirado por Juan Pablo II, admiró profundamente a Juan Pablo II", dijo Weigel. "El heredó una iglesia formada por Juan Pablo II y Benedicto XVI, en lo que yo trato de ver como un periodo de 35 años de interpretación del Segundo Concilio Vaticano".
Pero hay claras diferencias. Juan Pablo II, cuyo nombre antes de ser papa era Karol Wojtyla, se puso al frente y al centro de las guerras culturales de la Iglesia, y usó el púlpito para entrar en la política de la moral de una manera que Francisco hasta el momento no ha hecho, aun cuando esas guerras están lejos de haber terminado.
"El papa Francisco no representa a un hombre que lucha sobre cómo fue recibido el concilio o el conflicto entre los principios de la Iglesia y la esfera pública de moralidad", dijo Melloni. "Representa el fruto del concilio en el sentido de poner el evangelio en el centro de la vida cristiana".
Ese énfasis en la vida espiritual era obviamente primordial para Juan Pablo II, quien era conocido por su intensa vida de oración interna. Pero para Juan XXIII, representó un rompimiento con papados anteriores.
"Por muchos siglos, lo que era considerado importante en un papa, era ser un gran soberano y un gran político", dijo Melloni. Juan XXIII marcó un cambio completo en el que la práctica de una vida cristiana "era esencial nuevamente para ser papa".
Al igual que Francisco, Juan XXIII creció en el seno de una familia numerosa y devota, donde las mujeres enseñaban a los jóvenes la devoción simple de los católicos pobres de la era. Para Juan XXIII fue su madre Marianna. Para Francisco, su abuela, Rosa. Ambos tienen ascendencia italiana: los abuelos de Francisco se mudaron de Piedmont a Argentina; la familia Roncalli aún está asentada en Bergamo.
El entorno de Juan Pablo II fue totalmente distinto, aunque también procedía de una familia católica devota. En Wadowice, Polonia, perdió a su madre cuando era apenas un pequeño, y a su hermano mayor cuando tenía 14. A los veintitantos estaba solo en el mundo tras la muerte de su padre.
A pesar de lo diferente de sus vidas, los tres llegaron al papado con la necesidad visceral de estar con la gente.
Juan definió su vida en el Vaticano como la de "un pájaro en una jaula de oro", y aprovechaba cada oportunidad que se le presentaba para escapar. Francisco optó por vivir en un hotel del Vaticano en lugar de hacerlo en el Palacio Apostólico, porque según dijo su salud metal estaba en juego.
Juan Pablo II rara vez comía solo, y con frecuencia usaba la mesa del comedor como lugar para hablar sobre temas importantes o para compartir momentos con viejos amigos de Polonia.
"La gente, y sí, incluso las multitudes, lo vigorizaban", dijo monseñor Slawomir Oder, quien promovió la canonización de Juan Pablo II.
Oder también reconoció que Juan Pablo II tenía un lado obscuro. Tenía un fuerte temperamento y no temía mostrarlo. Era "temperamental e impulsivo", dijo Oder, quien recordó que en una ocasión Juan Pablo II reprendió a un sacerdote de su diócesis por una falta y le ordenó entregar su licencia de conductor.
Juan XXIII era conocido como "el papa bueno": afable, corpulento, con grandes orejas, mirada cálida, sonrisa amable y un excelente sentido del humor. Suena similar a lo que se diría de Francisco, aunque éste ha dicho que tiene un lado "autoritario".
El reverendo Robert Wister, profesor de historia eclesiástica en la Universidad Seton Hall, dijo que el mensaje de las canonizaciones del domingo es que puede haber diferentes formas de llevar el papado, diferentes tipos de papa, diferentes aplicaciones de las enseñanzas de la Iglesia, dependiendo de las señales de los tiempos.
"Seguimos siendo una sola Iglesia", dijo.


sábado, 26 de abril de 2014

DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

Fiesta de la Divina Misericordia
Indulgencia Plenaria

27 de Abril de 2014



Al final de esta entrada se puede consultar una guía para obtener la indulgencia plenaria al final de la Santa Misa de este Domingo, Fiesta de la Divina Misericordia.



La primera semana de este tiempo se considera como un solo día, de modo que el Júbilo del Domingo de Resurrección se prolonga ocho días seguidos hasta este II Domingo de Pascua y por ello se llama a esta primera semana que concluimos hoy, Octava de Pascua.

El Sumo Pontífice Juan Pablo II, animado por un ardiente deseo de fomentar al máximo en el pueblo cristiano sentimientos de piedad hacia la Misericordia Divina, por los abundantísimos frutos espirituales que de ello pueden esperarse, en la audiencia concedida el día 13 de junio de 2002 a los responsables de la Penitenciaría Apostólica, se ha dignado otorgar indulgencia en los términos siguientes:

Se concede la indulgencia plenaria, con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice) al fiel que, en el domingo segundo de Pascua, llamado de la Misericordia Divina, en cualquier iglesia u oratorio, con espíritu totalmente alejado del afecto a todo pecado, incluso venial, participe en actos de piedad realizados en honor de la Misericordia divina.

Los sacerdotes que desempañan el ministerio pastoral, sobre todo los párrocos, informen oportunamente a sus fieles acerca de esta saludable disposición de la Iglesia, préstense con espíritu pronto y generoso a escuchar sus confesiones, y en el domingo de la Misericordia Divina, después de la celebración de la santa Misa, dirijan, con la dignidad propia del rito, el rezo del Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso (por ejemplo, "Jesús misericordioso, en vos confío").
Este decreto tiene vigor perpetuo, no obstante cualquier disposición contraria.
Dado en Roma, en la sede de la Penitenciaría apostólico, el 29 de junio de 2002, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles.


Para Obtener la Indulgencia Plenaria
por la Fiesta de la Divina Misericordia.

Finalizada la Santa Misa de la Fiesta de la Divina Misericordia, o cualquier otro acto de Culto realizado en su honor, los fieles pueden rezar como sigue:

Padre Nuestro.

Credo.
Recemos por las intenciones del Santo Padre
  • Para que la celebración pública y orante de la Fe sea fuente de vida para los creyentes.
  • Para que las Iglesias locales de los territorios de misión sean signos e instrumentos de esperanza y de resurrección.
4 Oración de Juan Pablo II confiando el mundo a la Divina Misericordia:
  • "Dios, Padre Misericordioso, que has revelado Tu Amor en tu Hijo Jesucristo y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo: Te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre. Inclínate hacia nosotros, pecadores; sana nuestra debilidad; derrota todo mal; haz que todos los habitantes de la tierra experimenten Tu Misericordia, para que en Ti, Dios Uno y Trino, encuentren siempre la fuente de la esperanza. Padre Eterno, por la Dolorosa Pasión y Resurrección de Tu Hijo, Ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.“Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en vos confiamos". Amén
Saludo a la Santísima Virgen María:

Regina coeli laetare; alleluia,
Quia quem meruisti portare; alleluia,
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
Ora pro nobis Deum; alleluia.

C. Gaudete et laetare Virgo Maria.
P. Quia surrexit Dominus vere, aleluya,

viernes, 25 de abril de 2014

DÍA GRANDE EL SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA





SEÑOR, UN DÍA GRANDE PARA LA IGLESIA, ¡HISTÓRICO! TE DAMOS INFINITAS GRACIAS Y TE PEDIMOS LA PROTECCIÓN PARA EL MUNDO, POR MEDIO DE ESTOS SANTOS.
TAMBIÉN NOS ACOGEMOS NOSOTROS JUNTO CON NUESTRAS FAMILIAS, NUESTRAS CASAS Y TRABAJO PEDIMOS LA PROTECCIÓN PARA LOS JÓVENES, Y PARA TODOS LOS QUE ESTÁN CON INFLUENCIAS MALIGNAS ENVIARNOS VUESTRAS BENDICIONES JUNTO CON EL AUTOR DE LA VIDA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. AMEN.

domingo, 20 de abril de 2014

JESÚS HA RESUCITADO

¡MARÍA¡  ¡MAESTRO¡



Secuencia

Ofrezcan los cristianos
ofrendas de alabanza
a gloria de la Víctima
propicia de la Pascua.

Cordero sin pecado
que a las ovejas salva,
a Dios y a los culpables
unió con nueva alianza.

Lucharon vida y muerte
en singular batalla,
y, muerto el que es la Vida,
Triunfante se levanta.

«¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?»
«A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,

los ángeles testigos,
sudarios y mortaja.
¡Resucitó de veras
mi amor y mi esperanza!

Venid a Galilea,
allí el Señor aguarda;
allí veréis los suyos
la gloria de la Pascua.»

Primicia de los muertos,
sabemos por tu gracia 
que estás resucitado;
la muerte en ti no manda.

Rey vencedor, apiádate
de la miseria humana
y da a tus fieles parte
en tu victoria santa.



sábado, 19 de abril de 2014

RESURRECCIÓN DEL SEÑOR



Texto del Evangelio (Jn 20,1-9): El primer día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro cuando todavía estaba oscuro, y ve la piedra quitada del sepulcro. Echa a correr y llega donde Simón Pedro y donde el otro discípulo a quien Jesús quería y les dice: «Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto». 

Salieron Pedro y el otro discípulo, y se encaminaron al sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro, y llegó primero al sepulcro. Se inclinó y vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado el primero al sepulcro; vio y creyó, pues hasta entonces no habían comprendido que según la Escritura Jesús debía resucitar de entre los muertos

VIRGEN DE LA SOLEDAD ESPERANDO LA RESURRECCIÓN DE SU HIJO



domingo, 13 de abril de 2014

PROCESIÓN DE LAS PALMAS

 





 
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 21, 1-11 
 
Cuando se acercaban a Jerusalén y llegaron a Betfagé, junto al monte de los Olivos, Jesús mandó dos discípulos, diciéndoles:
-- Id a la aldea de enfrente, encontraréis enseguida una borrica atada con su pollino, desatadlos y traédmelos. Si alguien os dice algo, contestadle que el Señor los necesita y los devolverá pronto.
Esto ocurrió para que se cumpliese lo que dijo el profeta: "Decid a la hija de Sión: 'Mira a tu rey, que viene a ti, humilde, montado en un asno, en un pollino, hijo de acémila'."
Fueron los discípulos e hicieron lo que les había mandado Jesús: trajeron la borrica y el pollino, echaron encima sus mantos, y Jesús se montó. La multitud extendió sus mantos por el camino; algunos cortaban ramas de árboles y alfombraban la calzada. Y la gente que iba delante y detrás gritaba:
-- ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!
Al entrar en Jerusalén, toda la ciudad preguntaba alborotada:
-- ¿Quién es éste?
La gente que venía con él decía:
-- Es Jesús, el Profeta de Nazaret de Galilea.
Palabra del Señor
PRIMERA LECTURA
LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 50, 4-7
Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído. Y yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado.
Palabra de Dios
SALMO RESPONSORIAL
SALMO 21
R.- DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?
Al verme, se burlan de mí,
hacen visajes, menean la cabeza:
Acudió al Señor, que lo ponga a salvo;
que lo libre, si tanto lo quiere. R.-
Me acorrala una jauría de mastines,
me cerca una banda de malhechores;
me taladran las manos y los pies,
puedo contar mis huesos. R.-
Se reparten mi ropa,
echan a suertes mi túnica.
Pero tú, Señor, no te quedes lejos;
fuerza mía, ven corriendo a ayudarme. R.-
Contaré tu fama a mis hermanos,
en medio de la asamblea te alabaré.
Fieles del Señor, alabadlo;
linaje de Jacob, glorificadlo;
tenedlo, linaje de Israel. R.-
SEGUNDA LECTURA
LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES 2, 6-11
Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre"; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble --en el cielo, en la tierra, en el abismo--, y toda lengua proclame: ¡Jesucristo es Señor!, para gloria de Dios Padre.

DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA

DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA
Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria

JESUS EN TI CONFIO

JESUS EN TI CONFIO
Por sólo tus amores, Jesús, mi bien amado, en Ti mi vida puse, mi gloria y porvenir. Y ya que para el mundo soy una flor marchita, no tengo más anhelo que, amándote, morir.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTISIMO SACRAMENTO

HIMNO A JESÚS SACRAMENTADOPOR SANTO TOMÁS DE AQUINO(Adoro te devote) Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte. Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto; pero basta el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios: nada es más verdadero que esta palabra de verdad. En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, pero aquí se esconde también la Humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió aquel ladrón arrepentido. No veo las llagas como las vio Tomas pero confieso que eres mi Dios: haz que yo crea más y más en Ti, que en Ti espere y que te ame. ¡Oh memorial de la muerte del Señor! Pan vivo que das vida al hombre: concede a mi alma que de Ti viva y que siempre saboree tu dulzura. Señor Jesús, bondadoso Pelícano, límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero. Jesús, a quien ahora veo oculto, te ruego que se cumpla lo que tanto ansío: que al mirar tu rostro cara a cara, sea yo feliz viendo tu gloria. Amén.

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO
Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

Archivo del blog

JESÚS EN TI CONFÍO

JESÚS EN TI CONFÍO
Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS
“Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en ti Cofío".

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE
La cruz es signo de reconciliación con Dios, con nosotros mismos, con los humanos y con todo el orden de la creación en medio de un mundo marcado por la ruptura y la falta de comunión.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.
Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mt 5, 13-16)

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.
Oración Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA
¡Oh Corazón de María!, el más amable y compasivo de los corazones después del de Jesús, Trono de las misericordias divinas en favor de los miserables pecadores; yo, reconociéndome sumamente necesitado, acudo a Vos a quien el Señor ha puesto todo el tesoro de sus bondades con plenísima seguridad de ser por Vos socorrido. Vos sois mi refugio. mi amparo, mi esperanza; por esto os digo y os diré en todos mis apuros y peligros: ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.
HIMNO AL SANTO CRISTO DEL CONSUELO DE FUENTES DE MAGAÑA –SORÍA- Tu Frente y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor. +++ ESTROFA En Cruz crucificado Señor, eres Consuelo, Del árbol de la muerte Salud nuestra salió. Rompiendo las cadenas, Triunfante y Victorioso, Me enseñas a que sea Mártir y Redentor. +++ Tu Frete y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS
Un verdadero amigo es alguien que te conoce tal como eres, comprende dónde has estado, te acompaña en tus logros y tus fracasos, celebra tus alegrías, comparte tu dolor y jamás te juzga por tus errores.